(Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides)
Microinyeccion

Es una técnica de micro manipulación que se desarrolló fundamentalmente para superar la infertilidad masculina. Es una variante de la FIV, que se aplica cuando las tasas de fertilización esperadas serían nulas o muy bajas con FIV convencional, como por ejemplo:

  • Anomalías severas de la morfología espermática

  • Escaso número de espermatozoides en el eyaculado

  • Baja calidad espermática

  • Escaso número de ovocitos

  • Problemas de interacción entre óvulos y espermatozoides

Para la paciente, las fases y procedimientos de la ICSI, son las mismas que las de la FIV convencional. La única diferencia reside en el laboratorio, donde en vez de dejar que sean los espermatozoides sin ayuda los que penetran el óvulo, seremos nosotros los que seleccionaremos el espermatozoide más adecuado, inyectando uno solo dentro del óvulo.

PICSI (Phisiological ICS)

PICSI

Hasta ahora, la única técnica disponible para seleccionar el esperma había sido la observación visual, por los embriólogos. Con el procedimiento PICSI (medio inteligente de hidrogel de ácido hialurónico) somos capaces de determinar la selección de los espermatozoides de la misma forma que ocurre en la biología humana. Los espermatozoides se colocan en una placa que contiene hidrogel de ácido hialurónico, éste es un biopolímero natural que se encuentra en todas las células humanas, incluyendo la zona pelúcida que rodea el ovocito.

Los espermatozoides maduros y bioquímicamente competentes se unen al ácido hialurónico, mientras los espermatozoides inmaduros se moverán libremente. De esta forma facilita al embriólogo, una mejor selección espermática para continuar con el proceso de microinyección – ICSI. Este procedimiento simula un paso clave en el proceso de fertilización natural, la unión del espermatozoide maduro en el óvulo.

Las investigaciones han demostrado que los espermatozoides seleccionados mediante PICSI, son en la mayoría de los casos, más maduros, presentan menos daños en el ADN, y tienen menos aneuploidías cromosómicas.

Mejora la selección espermática y por lo tanto las tasas de implantación.

La utilización de este medio, está especialmente indicado en casos de fragmentación de adn espermático, fallos de fecundación o implantación, y abortos de repetición.

Primera consulta informativa gratuita – Financiación para tu tratamiento